VOCES GRAVES

Tengo ganas de mecerme en una voz oscura y hermosa. De esas voces graves que no alcanzas a entender cuál es su origen pero que parecen venir de tan lejos que jurarías que te hablan desde el infinito que se encuentra en tu interior.

Voces graves, amplias como los brazos cuando se abren para abarcarte, dulces, cálidas como si hubieran sido preparadas lentamente en un continuo fuego.

Voces que te bailan y te reconocen, que se sienten amigas a pesar de la distancia física que las separa. Voces que me acallan, me besan suave en la oreja, me acarician el pelo dejándolo libre de lamentos y sollozos. Voces que me paran, me anclan a la vida que me llama. Me conectan con lo simple, con lo absurdo y con lo bello de estos días que me atrapan.

Voces. Queridas voces que claman, me  devuelven lo gozoso de este alma y me hacen sentir UNA con aquel que las emana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s