Estar contigo

No podría empezar de otra manera este blog sino introduciendo el tema clave que trataré en cada una de las publicaciones. Estar con uno mismo es toda una aventura. Desde el momento en que nacimos hasta el día de hoy no hemos hecho más que estar con nosotros mismos y así seguirá siendo hasta el último de nuestros días. ¿Cómo me relaciono conmigo mismo? ¿Cómo me trato? ¿Qué me digo? ¿Me doy aquello que necesito? ¿Me escucho? ¿Paro de vez en cuando a reflexionar que está ocurriendo dentro de mi? ¿Intento entender porqué motivo de repente me encuentro muy feliz o me siento desamparada? ¿Soy amiga mía o me hago el día a día un poco complicado? La relación que tenemos con nosotros mismos es vital para encontrarnos bien y para que aquellos que nos rodean se sientan bien a nuestro lado. Entendernos, querernos, apoyarnos, motivarnos… de esto quiero que hablemos a partir de hoy pues cualquier camino que queramos emprender en la vida tiene un mismo punto de comienzo: nuestro interior.

De momento, pues muchas preguntas pueden haber quedado sin responder, te invito a hacer una pequeña parada (yo también la haré). Pon la mano en tu corazón, cierra los ojos y siente tu corazón latir. No te hagas preguntas, no es necesario pensar, no hay porqué planificar el mañana, ni analizar el ayer… simplemente, pon tu mano en el pecho, respira y date unos segundos para estar contigo mismo y para que tu corazón exprese aquello que quiera expresar.

Ahora, siguiendo conectada contigo misma, piensa en algún momento en el que hayas sentido mucho AMOR, que hayas sentido el amor en cada poro de tu piel. ¿Qué veías en aquel momento? ¿Que sentías? ¿Oías alguna voz, algún sonido? ¿Qué había a tu alrededor? ¿Qué gesto había en tu cara? Vive esa experiencia al máximo mientras sigues en contacto con tu corazón. Vívela, revívela, saboréala al máximo… y da gracias a tu corazón por haberte dado esa experiencia tan maravillosa. Ahora puedes buscar otra experiencia y volver a repetir el proceso, ¡revívela! ¿Cuántas experiencias más puedes encontrar? Un simple pero intenso abrazo o aquella mirada con tanto significado, las palabras que te pronunciaron aquel día, compartir un mágico momento con una persona especial… Qué bien nos sentimos cuando revivimos estos momentos y qué bueno saber que están dentro de nosotros, siempre ahí, en nuestro interior. Qué bonito darnos cuenta de como late nuestro corazón y de cuanto amor puede salir de nosotros mismos.

Te invito a que sigas conectado contigo mismo, escuchando lo que tu cuerpo y corazón están expresándote de manera cálida y sutil. Tenemos mucho que aprender de ellos y siempre están ahí dándonos buenos consejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s